sábado, 17 de febrero de 2018

jueves, 15 de febrero de 2018

Tierra y libertad


Un comunista británico va a España a luchar con los milicianos en la Guerra Civil. Allí se percatará de que la realidad es mucho más compleja de lo que él pensaba.

Ken Loach ("Felices dieciséis", "Mi nombre es Joe", "Sólo un beso", "El viento que agita la cebada", "Kes", "Ladybird, Ladybird") suele acertar cuando trata pequeñas historias de índole social, pero patina bastante cuando intenta abarcar más. Y esta película es un buen ejemplo, porque a pesar de tocar un tema interesante no logra transmitir la emoción necesaria. Protagonizan Ian Hart y Rosana Pastor.

Bronce de Regino Hernández


Tres anuncios en las afueras

Una mujer contrata tres vallas publicitarias en las que pone un mensaje criticando la labor de la policía local, que ha sido incapaz de resolver la violación y asesinato de su hija. Esa decisión le acarreará -a ella y a su entorno- no pocos problemas, a los que se enfrentará con valentía.

Película de Martin McDonagh que está bien acabada y que cuenta con buenas interpretaciones de Frances McDormand, Sam Rockwell y Woody Harrelson. Algunos personajes están bien trazados pero otros resultan demasiado estereotipados. También contiene algunas escenas absurdas, y el mensaje que deja no me resulta simpático.

domingo, 28 de enero de 2018

¡Campeones de Europa de balonmano!


¡Enhorabuena, equipo!

viernes, 22 de diciembre de 2017

"Mariposas", de Manolo Valdés



En el Passadís de les Arts, hasta el 23 de marzo.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Star Wars: Los últimos Jedi


Mientras la Primera Orden acecha a la Resistencia, Rey intenta convencer a un reticente Luke Skylwalker de la conveniencia de enseñarle sus conocimientos sobre la Fuerza.

Si analizamos bien la segunda entrega de la tercera trilogía de la saga vemos que en ella la historia avanza más bien poco -la situación al final es prácticamente la misma que al principio-, algo sorprendente dado que es la cinta más larga de la saga, dedicándose a mostrar la evolución y el interior de los personajes principales –especialmente los dos personajes que se revelan como los principales de esta trilogía- como preparación para el desenlace que vendrá en la novena entrega. Presenta un cambio de perspectiva en la forma de tratar ciertos temas canónicos, mostrando conductas cuanto menos curiosas, estableciéndose relaciones que antes parecerían impensables y mostrando nuevas percepciones en los conocimientos sobre la Fuerza (su potencial y sus amenazas). Emplea un exceso de acción efectista –opinión muy personal e imagino que no compartida por la mayoría-, el ritmo es bastante atropellado, y los habituales agujeros de guión son muy evidentes…errores que pasamos por alto por ser la película lo que efectivamente es. En su haber tenemos bastantes momentos impactantes, espectaculares y emocionantes. Como podemos inferir, el sello de Star Wars, para lo bueno y para lo malo, está muy presente.

Sobre los personajes me gusta el cariño con que se trata a los clásicos Luke y Leia y el protagonismo que se les otorga, así como la decisión de poner en primera línea ya de forma definitiva a Rey y Kylo Ren. Entre los secundarios hay de todo: Poe Dameron y Finn han sido postergados pero siguen siendo relevantes, Hux y Holdo no aportan nada, Rose nos brinda algunos buenos momentos, Snoke decepciona un montón, Maz Kanata aparece sólo en una olvidable escena y Phasma resulta ser el personaje peor tratado de la trilogía.

En definitiva se trata de una entrega más de la saga, no defrauda pero tampoco eleva el listón, consigue hacernos disfrutar y emocionarnos empleando el sencillo mecanismo de calmar nuestras irrefrenables ansias…hasta que llegue la próxima entrega.

El realizador y guionista es Rian Johnson, la banda sonora es de nuevo del sempiterno John Williams y el extenso reparto lo encabezan Daisy Ridley, Adam Driver, Mark Hamill, Carrie Fisher, John Boyega, Oscar Isaac, Domhnall Gleeson, Kelly Marie Tran, Laura Dern y Benicio Del Toro.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Gloria Fuertes

Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
—supervivo de todos los naufragios—,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
—hacer reír a los clientes desahuciados—,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
—no ser apenas nada en el tablado—,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.

--

A veces quiero preguntarte cosas,
y me intimidas tú con la mirada,
y retorno al silencio contagiada
del tímido perfume de tus rosas.

A veces quise no soñar contigo,
y cuanto más quería más soñaba,
por tus versos que yo saboreaba,
tú el rico de poemas, yo el mendigo.

Pero yo no adivino lo que invento,
y nunca inventaré lo que adivino
del nombre esclavo de mi pensamiento.

Adivino que no soy tu contento,
que a veces me recuerdas, imagino,
y al írtelo a decir mi voz no siento.

--

Aunque no nos muriéramos al morirnos,
le va bien a ese trance la palabra: Muerte.

Muerte es que no nos miren los que amamos,
muerte es quedarse solo, mudo y quieto
y no poder gritar que sigues vivo.

--

Soy como esa isla que ignorada,
late acunada por árboles jugosos,
en el centro de un mar
que no me entiende,
rodeada de nada,
—sola sólo—.
Hay aves en mi isla relucientes,
y pintadas por ángeles pintores,
hay fieras que me miran dulcemente,
y venenosas flores.
Hay arroyos poetas
y voces interiores
de volcanes dormidos.
Quizá haya algún tesoro
muy dentro de mi entraña.
¡Quién sabe si yo tengo
diamante en mi montaña,
o tan sólo un pequeño
pedazo de carbón!
Los árboles del bosque de mi isla,
sois vosotros mis versos.
¡Qué bien sonáis a veces
si el gran músico viento
os toca cuando viene el mar que me rodea!
A esta isla que soy, si alguien llega,
que se encuentre con algo es mi deseo;
—manantiales de versos encendidos
y cascadas de paz es lo que tengo—.
Un nombre que me sube por el alma
y no quiere que llore mis secretos;
y soy tierra feliz —que tengo el arte
de ser dichosa y pobre al mismo tiempo—.
Para mí es un placer ser ignorada,
isla ignorada del océano eterno.
En el centro del mundo sin un libro
sé todo, porque vino un mensajero
y me dejó una cruz para la vida
—para la muerte me dejó un misterio.

--

Asusta que la flor se pase pronto.
Asusta querer mucho y que te quieran.
Asusta ver a un niño cara de hombre,
asusta que la noche…
que se tiemble por nada,
que se ría por nada asusta mucho.
Asusta que la paz por los jardines
asome sus orejas de colores,
asusta porque es mayo y es buen tiempo,
asusta por si pasas sobre todo,
asusta lo completo, lo posible,
la demasiada luz, la cobardía,
la gente que se casa, la tormenta.
los aires que se forman y la lluvia.
Los ruidos que en la noche nadie hace
–la silla vacía siempre cruje–,
asusta la maldad y la alegría,
el dolor, la serpiente, el mar, el libro,
asusta ser feliz, asusta el fuego,
sobrecoge la paz, se teme algo,
asusta todo trigo, todo pobre,
lo mejor no sentarse en una silla.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Ideología en reposo



En l'Espai d'Art Contemporani de Castelló estará hasta mitad de enero esta exposición de Manuel Sáez. Se trata de un conjunto de obras muy actuales en las que el artista experimenta con el dibujo, las formas y los colores.